31 min
Tenía 21 años cuando sintió por primera vez trastornos en el equilibrio y en sus habilidades motoras. Hendrik sufre ataxia de Friedreich. Esta enfermedad genética, que ataca los nervios y los músculos, no tiene cura. La mayoría de los pacientes son condenados a pasar el resto de sus vidas en sillas de ruedas. Pero él no se rinde: el hip hop le da alas.

  • País :
    • Alemania
  • Año :
    • 2019